Skip to Content

PROFESIONALES DE LA VOZ

Los “profesionales de la voz” son todos aquéllos que utilizar su hablar, su voz, la palabra, su oratorio como medio-arma o herramienta profesional de comunicación. Me refiero a compañeros actores, docentes, comunicadores, locutores y dobladores, periodistas, estudiantes o aspirantes a estas profesiones que necesites una educación vocal especializada, un control de su voz, una limpia dicción pero sobretodo la libertad y disponibilidad corporal que exige la fonación.

Entre todos estos puede cambiar el medio y el fin pues no es lo mismo trabajar en doblaje que locutar un programa, dar vida a un personaje desde un texto a exponer un balance de cuentas a una audiencia, pero todas estas profesiones exigen de un conocimiento y consciencia corporal y vocal que hagan de tu speech u oratoria, tu medio de comunicación entre tu deseo como emisor y el receptor con el que compartes el espacio, la información y ese preciso momento.

Dependiendo de la profesión y necesidades de cada uno dedicamos más tiempo y atención a una parte del entrenamiento u otra, pero el recorrido y evolución en el trabajo parte de la respiración y nacimiento del sonido hasta la perfecta modulación y cambios de altura, volumen y tiempo/ritmo que un locutor debe dominar para una ágil oratoria y una comunicación clara.

- Respiración: búsqueda de las posiciones corporales adecuadas para una correcta respiración. Libertad corporal.

- Sonido: Descubrimiento del sonido, consciencia de los resonadores implicados y  amplitud de la frecuencia de estos sonidos. Potenciación de los resonadores menos usados por el alumno en busca de la amplitud de las posibilidades de su timbre.

- Vocales y consonantes: posiciones del aparato fonador, escucha e identificación de estos sonidos y los órganos orales implicadas en cada fonema. Precisión en la pronunciación, dicción clara y sin esfuerzo.

- Palabra- imagen – acento: descubrimiento de los acentos de palabra, las sílabas tónicas y átonas a través de tu imaginación, intuición y gracias a las imágenes que tu intelecto guarda, evitando poner excesivo color en las palabras porque esto limita tu discurso y también limita la propia libertad de escucha del receptor, distanciándose de la comunicación.

- Status en la fraseo. Identificación de la categoría gramatical que cada palabra tiene dentro de una frase y el status que esta le imprime a la palabra. Focalizando en el sentido de lo que queremos decir y valorando la información en función a este.

- Modulación en el discurso. Cadena de ideas, ritmos y silencios. En el caso de periodistas, locutores, dobladores y profesionales que precises exposiciones en público, se focaliza en la articulación del discurso con normas más estrictas en cuanto a tono, intensidad y ritmo.

- La comunicación.  Es el objetivo final de toda persona que hace uso del lenguaje, y nosotros lo utilizamos como profesionales para comunicarnos con nuestra audiencia a quién va dirigido nuestro speech.