45′ Para un Orador.

John Cage en una de sus conferencias sobre música y composición.  (Siemple salvando su estructura)

45′ PARA UN ORADOR

 

Las priviegiadas notas

restantes se disponen en

modos o escalas u hoy en día en series

y comienza un proceso abstracto denominado

composición. Expresar una idea.

 

La única estructura

que permite la actividad natural es tan

flexible que no es estructura; escribo

para escuchar; nunca escucho y entonces

escribo lo que escucho. La inspiración no es

un acontecimiento especial.

 

Después de estudiar

música los hombres son hombres y los sonidos

son sonidos. Y sustraigan; es decir, al

principio podemos

oir

un sonido

y decir

 

 

 

En la situación directa; es

 

Si no nos gusta podemos

elegir

evitarlo

pero lo que

el silencio requiere no es eso.

 

Lo que pienso & lo que siento pueden

ser mi inspiración pero también un

par de anteojeras. Para ver tenemos que ir

más allá de la imaginación y para ello

tenemos que quedarnos absolutamente quietos como si estuvieramos

en medio de un salto.

(…)

No perturbaré con mi preocupación la estructura de nada

que vaya a actuar;

actuar es un milagro y necesita que todos mis yos

se quiten de en medio. Un error es sólo una

incapacidad para adaptarse inmediatamente desde una idea preconcebida

a una realidad.

 

Sin embargo, se me ocurre

algo más que decir sobre

la estructura.

Concretamente esto:

Estamos ahora

en el principio.

 

O no

Y no es

un ser humano o algo

 

que mirar; es agudo o grave-

tiene un cierto timbre y volumen,

tiene cierta longitud en el tiempo.

 

Fin

Es necesario ver que no solamente hay una profunda

distinción que hacer entre componer y escuchar

sino que aunque todas las cosas son diferentes no

son sus diferencias lo que debe importarnos

sino más bien su unicidad y su infinito

juego de interpretaciones consigo mismas y con

nosotros.

 

 

(Textos de trabajo en nuestros entrenamientos de voz)

 

Steve Jobs. The lost interview

 

LA ENTREVISTA PERDIDA.

 

Aquí tenéis los últimos 8 minutos de Steve Jobs: The lost Interview. Material rodado hace diecisiete años, en 1995, sin ningún tipo de edición, que se perdió completamente en un envío postal, y que ha reaparecido en forma de cinta VHS.  Una visión cercana e intimista de un Jobs entonces fundador y presidente de NeXT, que proporciona sus impresiones sobre la evolución de la tecnología, los orígenes y evolución de Apple, sus motivaciones y su salida de la compañía, dos años antes de su retorno a la misma. Y como ya se ha dicho, toda una lección de management.

 

 

[media url=”http://vimeo.com/56750771″ width=”600″ height=”400″]

 

 

Periodista.- Yo estaba interesado en saber de la pasión de Steve. ¿Qué lo impulsaba?

Steve Jobs.- Leí un artículo cuando era muy joven en Scientific American, que medía la eficiencia de la locomoción en varias especies del planeta, en los osos, los chimpancés,  los mapaches, las aves y los peces. ¿Cuántas kilocalorías por kilómetro consumían para moverse? Los humanos también fueron medidos y ganó el cóndor. Fue el más eficiente. Y la humanidad, la corona de la creación, mostró resultados muy poco impresionantes, menos de un tercio. Pero alguien tuvo el ingenio de probar al humano andando en bicicleta. Superó al cóndor pero completamente fuera de la gráfica. Recuerdo que esto tuvo un gran impacto en mí. Realmente recuerdo esto, que los humanos son constructores de herramientas. Y construimos herramientas que pueden amplificar dramáticamente nuestras habilidades humanas innatas. De hecho tuvimos un anuncio así en los inicios de Apple, que el ordenadores personal era la bicicleta de la mente. Y yo lo creo con cada hueso en mi cuerpo, que sobre de todos los inventos de los humanos, la computadora tendrá el punto más alto, al menos en la cima mientras la historia continúe y miremos atrás. Y es la herramienta más impresionante que hayamos inventado. Y yo me siento increíblemente afortunado de estar en el lugar exacto, en Silicon Valley, en el lugar correcto históricamente, donde este invento ha tomado forma.

Sabes cuando mandas un vector al espacio, si cambias su dirección milimétricamente en su origen, su variación es exponencialmente dramática cuando llega a unas cuantas millas en el espacio. Siento que a aún estamos al principio de ese vector. Y si lo podemos impulsar en las direcciones correctas, será algo mucho mejor mientras continúa progresando. Y creo que hemos tenido la oportunidad de hacerlo unas cuantas veces. Y a todos los que estamos asociados con eso nos trae una gran satisfacción.

P.- Pero, ¿cómo se sabe cuál es la dirección correcta?

S.J.- Sabes, en el fondo se trata de gusto. Se trata de explorarse a uno mismo hacia las mejores cosas que el humano ha hecho. Y luego tratar de introducir esas cosas a lo que estás haciendo. O sea, Picasso tuvo un refrán. Él dijo, “Los buenos artistas copian. Los grandes artistas roban”. Y, sabes, siempre hemos sido desvergonzados sobre robar grandes ideas. Y creo que parte de lo que hizo grande al Macintosh era que las personas que trabajan en él eran músicos y poetas y artistas y zoólogos e historiadores quienes “de casualidad” también fueron los mejores científicos de computadoras en el mundo. Pero si no hubiera sido por la informática, todas estas personas habrían estado haciendo cosas increíbles en la vida en otros campos. Y trajeron con ellos, todos trajimos a este esfuerzo un aire de bellas artes muy liberales, un actitud de bellas artes muy liberales que queríamos atraer a este campo lo mejor que vimos en estos otros campos. Y no creo se pueda obtener eso si eres muy cerrado.

P.- Una de las preguntas que le hice a todos los entrevistados fue, “¿Es un hippie o un nerd?”.

S.J.- Si tuviera que elegir uno de los dos, claramente soy un hippie.

P.- ¿Sí?

S.J.- Sí. Toda la gente con la que trabajé estuvo claramente en esa categoría también.

P.- ¿En serio?

S.J.- Sí.

P.-  Sí, ¿por qué? ¿Tú buscas a los hippies, o ellos son atraídos a ti?

S.J.- Bueno, pregúntate tú mismo, “¿Qué es un hippie?” Esta es una palabra vieja. Tiene muchas connotaciones, pero, para mí, porque yo crecí en esos años. Recuerda lo que ocurrió en los años sesenta, principios de los setenta fue… Tenemos que recordar eso. Y esto en cierto modo, fue cuando llegué a la mayoría de edad, así yo vi mucho de aquello, y lo que supuso el movimiento… gran parte ocurrió justo aquí, en nuestro patio trasero. Así que, para mí, la chispa de eso era que había algo más allá de lo que tú ves a diario. Hay algo que ocurre, que sucede aquí en la vida más allá de un trabajo, de una familia y dos coches en el garaje y una carrera universitaria. Algo más está ocurriendo. Está la otra cara de la moneda de la que no hablamos mucho, y lo experimentamos cuando hay brechas, cuando nosotros,  como que no somos realmente cuando todo no está ordenado y perfecto. Cuando hay algún tipo de brecha, tú experimentas esta irrupción de algo. Y mucha gente ha empezado a lo largo de la historia a averiguar lo que era eso. Si se trata de Thoreau o si es… Algunos místicos indios o quienquiera que sea, y el movimiento hippie recibió un poco de esto, y quisieron averiguar de lo que se trataba eso. Y que la vida no era lo que vieron a sus padres hacer. Y por supuesto el péndulo osciló demasiado lejos al otro lado, y era una locura, pero… había una raíz de algo ahí.

Es lo mismo que causa que las personas quieran ser poetas en vez de banqueros. Y pienso que eso es algo maravilloso. Y creo que ese mismo espíritu puede ponerse en los productos. Y esos productos pueden ser manufacturados y dados a la gente, y ellos pueden presentir ese espíritu. Si hablas con personas que usan el Macintosh, a ellos les encanta. O sea, no se escucha que a las personas les encanten los productos “muy seguidos”. Pero tú podrías sentirlo ahí. Hubo algo realmente maravilloso ahí. Entonces… No creo que la mayoría de la mejor gente con la que he trabajado haya trabajado con ordenadores por el bien sencillamente de trabajar con ordenadores. Trabajan con ellos porque los ordenadores son el medio que es más capaz de transmitir algún sentimiento que tengas, que quieras compartir con otra gente. ¿Eso tiene algún sentido para ti?

P.-  Oh, sí.

S.J.- Y, tú sabes, antes que se inventaran estos aparatos, todas estas personas hubieran hecho otras cosas. Pero los ordenadores fueron inventados, y ellos a su vez progresaron, y todas estas personas se interesaron en la escuela o antes de la escuela, y dijeron “Eh, este es el medio por el que yo creo puedo decir algo”.

En 1996, un año después de esta entrevista, Steve Jobs vendió NeXT a Apple. Luego él tomó el control de su compañía antigua en un momento cuando estaba a 90 días de la bancarrota. Lo que siguió fue un despertar corporativo sin par en los anales de oficios de los EE. UU. Con productos innovadores como iMac, iPod, iTunes, iPhone, iPad, y Apple Stores, Jobs convirtió una Apple, casi en quiebra, en la compañía más valiosa de los EE. UU. Tal como él dijo en esta entrevista, él tomó lo mejor y lo repartió entre todos, ‘para que todos crezcan con mejores cosas’.

Nichi Nichi Kore Ko Nichi: Todos los días son días hermosos.

III. Comunicación.

 

[media url=”https://entrenatuvoz.es/wp-content/uploads/2013/02/silenceOne.jpg” width=”600″ height=”400″]

 

Nichi Nichi Kore Ko Nichi: Todos los días son días hermosos.

 

 

¿Qué pasa si hago treinta y dos preguntas?

¿Qué pasa si dejo de preguntar de vez en cuando?

¿Aclarara eso las cosas?

¿Es la comunicación algo claro?

¿Qué es la comunicación?

La música, ¿qué comunica?

Lo que esta claro para mí, ¿está claro para ustedes?

¿Consiste la música solamente en sonido?

Entonces, ¿qué comunica?

¿Es música un camión que pasa?

Si lo puedo ver, ¿tengo que oírlo también?

Si no lo oigo, ¿aún comunica?

Si mientras lo veo no lo oigo, pero oigo otra cosa, por ejemplo, un batidor de huevos, pues estoy en el interior mirando hacia fuera, ¿cuál de ellos comunica, el camión o el batidor de huevos?

¿Qué es más musical, un camión que pasa por delante de una fábrica o un camión que pasa por delante de una escuela de música?

¿Es musical la gente que está dentro de la escuela y no musical la que está fuera?

¿Y si los que están dentro no pudieran oír muy bien, cambiaría eso mi pregunta?

¿Saben a lo que me refiero cuando digo dentro de la escuela?

¿Son los sonidos simplemente sonidos o son Beethoven?

Las personas no son sonidos, ¿verdad?

¿Existe de verdad el silencio?

Incluso si me aparto de la gente, ¿aún tengo que escuchar algo?

Digamos que estoy en el bosque, ¿tengo que escuchar el borboteo de un arroyo?

¿Hay siempre algo que oír, no hay nunca paz y silencio?

Si mi cabeza está llena de armonía, melodía y ritmo, ¿qué me pasa cuando suena el teléfono, que le pasa a mi paz y silencio, quiero decir?

Y si eran armonía, melodía y ritmos europeos lo que había en mi cabeza, ¿qué le ha sucedido a la historia de, por ejemplo, la música javanesa, con respecto a mi cabeza, claro?

¿Llegamos alguna parta haciendo preguntas?

¿A dónde vamos?

¿Es esta la vigésimo octava pregunta?

¿Hay preguntas importantes?

“¿Cómo debe procederse cautelosamente en términos dualistas?”

¿Me preguntas otras dos preguntas?

Y, ahora, ¿no me queda ninguna?

Ahora que he hecho treinta y dos preguntas, ¿puedo preguntar cuarenta y cuatro más?

Puedo,  pero ¿me dan permiso?

¿Por qué tengo que seguir haciendo preguntas?

¿Hay alguna razonamiento detrás de preguntar por qué?

¿Preguntaría por qué si las preguntas no fueran palabras, sino sonidos?

Si las palabras son sonidos, ¿son musicales o simplemente ruidos?

Si los sonidos son ruidos, pero no palabras, ¿son significativos?

¿Son musicales?

Digamos que hay dos sonidos y dos personas, y uno de cada pareja es hermoso, ¿hay alguna comunicación entre los cuatro?

Y si hay reglas, ¿quién las ha establecido, pregunto?

Quiero decir, ¿hay un comienzo, y si es así, dónde acaba?

¿Qué nos sucederá si tenemos que estar en un lugar donde no hay belleza?

Puesto que los sonidos se producen en el tiempo, ¿qué le sucederá a nuestra experiencia auditiva, a la de ustedes, a la mía, a nuestros oídos, a la audición, qué sucederá si los sonidos hermosos cesan en algún momento y los únicos sonidos que podemos oír son feos, qué nos sucederá?

¿seríamos alguna vez capaces de llegar a pensar que los sonidos feos son hermosos?

Si abandonamos la belleza, ¿qué nos queda?

¿Tenemos la verdad?

¿Tenemos la religión?

¿Tenemos una mitología?

¿Sabríamos qué hacer con ella si la tuviéramos?

¿Tenemos un modo de hacer dinero?

Y si se hace dinero, ¿se gastará en música?

Si Rusia gasta sesenta millones en la Expo Mundial de Bruselas, gran parte de ellos en música y danza, y Estados Unidos gasta una décima parte de esa cantidad, unos seis millones, ¿quiere decir que sólo uno de cada diez estadounidenses es tan musical y amante de la cinestesia como todos los rusos juntos?

Si dejamos de lado el dinero, ¿qué nos queda?

Ya que aún no hemos renunciado a la verdad, ¿dónde iremos a buscarla?

¿Dijimos que no íbamos o simplemente preguntamos a dónde íbamos?

Si no dijimos que no íbamos, ¿por qué no fuimos?

Si tuviéramos algo de sentido común, ¿no sabríamos la verdad en vez de tener que ir buscándola por ahí?

¿De qué otra forma podríamos, como suele decirse, beber un vaso de agua?

Conocemos, ¿verdad?, la religión, la mitología, la filosofía y la metafísica de los demás de cabo a rabo, así pues, ¿qué necesidad tendríamos de una propia si la tuviéramos? Pero no la tenemos, ¿verdad?

Y música, ¿tenemos música?

¿No sería mejor que abandonáramos la música también?

¿Entonces qué tendríamos?

¿Jazz?

¿Qué queda?

¿Quieres decir que es un juego sin sentido?

¿Es eso de lo que se trata cuando nos levantamos y escuchamos el primer sonido de la mañana?

¿Es posible que pueda seguir siempre haciendo monótonamente preguntas?

¿Tendría que saber cuántas preguntas iba a hacer?

¿Tendría que saber contar para poder hacer preguntas?

¿Tengo que saber dónde parar?

¿Es esta la única oportunidad que tenemos de estar vivos y hacer una pregunta?

¿Cuánto tiempo podremos estar vivos?

 

Silencio.  John Cage.

 

 

Tus resonadores

Para activar nuestros resonadores superiores, en la ultima sesión con Katrina, tomando una “m” y con total libertad haciéndola viajar por nuestra garganta, boca, nariz y senos, como acompañamiento a Kinshi Tsuruta: Epic recitation of the genre Satsuma-Biwa.

Un ejercicio muy efectivo y liberador. Los resonadores radiantemente despiertos, y nosotros conscientes de ellos.

[media url=”http://www.youtube.com/watch?v=LD6PdYMQEKQ” width=”600″ height=”400″]

La Ira de Dios

EL ANGEL EXTERMINADOR

En un confín recóndito del cielo,
De una selva viviente circundado,
Denso y confuso y misterioso velo,
Que le tiene del orbe separado,
Hay un alcázar de azabache, obscuro,
Que en un hondo torrente ensangrentado
La sombra pinta de su inmenso muro
En contornos de sangre reflejado.

(…)

El aire denso, sin color e inmoble
Que aquel recinto por doquier rodea,
Hace el pavor de quien se acerca doble,
Y doble el caos a quien ver desea;
Sólo se alcanza entre las altas puntas
Que el recio vendaval nunca cimbrea,
Entre dos torres del alcázar juntas,
Un faro que en la sombra centellea.

(…)

Todo es una ilusión, todo mentira
todo en mi mente delirante pasa;
no es esa la verdad que honda me inspira;
que esa lagrima ardiente que me abrasa

¡Dame ilusiónes, dame una armonía
que arrulle el corazón con el oído,
para que viva la memoria mía
cuando yo duerma el eternal olvido!
Ni ser alguno penetró el misterio
que guarda allí la ciencia omnipontente,
ni se sabe suyo es aquel imperio
dónde nunca se oyo rumor de gente;
ni arcangel sabio ni profeta diestro
de este sitio alcanzó confusamente
más que la lumbre del fanal siniestro
y el estruendo medroso del torrente.

Espíritu sin fin ni nacimiento,
La eternidad existe en su memoria;
Él solo del sagrado firmamento
Entera sabe la infinita historia;
Y al solo ruido de sus negras alas,
A su sola presencia transitoria,
Del firmamento en las eternas salas
Se suspenden los cánticos de gloria.

En ella hierve, con fragor horrible,
El ancho vaso hasta los bordes lleno,
El tremendo licor incorruptible
De las iras de Dios; y en su hondo seno
Se fermenta la esencia del granizo
Y de la peste el infernal veneno,
Y el germen del relámpago pajizo,
Y el espíritu cóncavo del trueno.

Con él va la tormenta; el trueno ronco
Bajo sus alas cruje; desgreñada,
De armas y quejas con estruendo bronco,
La guerra detrás de él va despeñada;
Y asidas a las orlas de su manto,
Van tras él con la muerte descarnada,
La peste, el hambre, y el amor, y el llanto,
Y la ambición, de crímenes preñada.

Y ése será el espíritu tremendo
Cuya gigante voz sonará un día,
Y a su voz, de la tierra irá saliendo
La triste raza que en su faz vivía.
La creación se romperá en sus brazos,
Y cuando toque el orbe en su agonía,
Cuando a su soplo el sol caiga en pedazos,
¿Qué habrá ante Dios? La eternidad vacía.

José Zorilla.
(21 de febrero de 1817 – 23 de enero de 1893).

Romanticismo y Realismo. (siglos XIX)

The King´s Speech

[media url=”https://vimeo.com/56645994″ width=”600″ height=”400″ jwplayer=”autostart=true”]

The King´s Speech

La visión cinematigráfica de Tom Hopper y el guionista David Seidler sobre Jorge VI y su terapeuta Logue. Un film basada en hechos reales, el escritor comenzó a leer acerca del monarca después de superar su propia tartamudez durante su juventud. Nueve semanas antes del rodaje, fueron descubiertos los cuadernos de Logue y algunas citas de ellos se incorporaron al guion.

Excelente trabajo de Colin Firth como El Rey Jorge VI, Helena Bonham Carter como la Reina Isabel y Geoffrey Rush como Lionel Logue.

George.- Nada de tonterías personales. Sí, creí haberlo dejado muy claro en nuestra entrevista.

Lionel.- ¿Tiene el chelín que me debe?

George.- No lo tengo.

Lionel.- – No le creo.

George.- Además usted me engañó.

Lionel.- Los ejercicios físicos y los trucos son importantes pero lo que está pidiendo sólo trata la superficie del problema.

George.- Eso es suficiente.

Lionel.- No, por como lo veo…

Elisabeth.- Mi esposo tiene dificultades técnicas con su habla.

George.- Estoy…

Elisabeth.- Tal vez sólo deba tratar eso.

George.- Estoy dispuesto a trabajar duro, Dr. Logue.

Lionel.- Lionel.

George.- ¿Está dispuesto a hacer lo suyo?

Lionel.- Está bien. ¿Quiere técnica? Debemos relajar los músculos de la garganta y fortalecer la lengua…repitiendo trabalenguas. Por ejemplo: tres tristes tigres tragaban trigo en un trigal, en tres tristes trastos tragaban trigo tres tristes tigres.

George.- Bien.

Lionel.- Y tiene una barriga flácida, así que necesitamos fortalecer su diafragma.

George.- Sólo técnica.

Elisabeth.- Es lo que pedimos.

Lionel.- Y eso es digno de un chelín.

George.- ¡Olvídese del maldito chelín! Tal vez en ocasiones, se requiera de su ayuda para afrontar algunos eventos de menor importancia. ¿Eso sería posible?

Lionel.- Por supuesto.

Elisabeth.- Esos serían todos sus servicios.

George.-¿Lo veré la próxima semana?

Lionel.- Le veré todos los días. Sienta cómo se afloja la mandíbula. Bien. Saltitos. Saltos. Suelte los hombros. Bien, bien, bien. Ahora aflójela. Inhala profundamente. Expande el pecho. Pon tus manos en las costillas. Más profundo. Bien. ¿Cómo se siente?

George.- Lleno de aire caliente.

Lionel.- ¿No se trata de eso los discursos públicos?

George.- Mi esposa y yo estamos contentos por visitar esta importante…

Lionel.- Respira profundo… y levanta a su Alteza Real. Exhala lentamente, y baja a su Alteza Real.

Elisabeth.- ¿Estás bien, Bertie?

George.- Sí.

Elisabeth.- Esto es bastante divertido.

George.- Madre.

Lionel.- Acorta la M.

George.- Madre. “…manufactura del distrito… ”

Lionel.- Otra inhalación profunda. Jack y Jill.

George.- Jack y Jill…

Lionel.- …sisaban yuyos.

George.- …sisaban yuyos.

Lionel.- Balancéate. Perfecto. Suelta los hombros.

George.- El trapero tapa con trapos… la tripa del potro.Chicos cuentas cuentos, cientos de cuentos cuentan.

Lionel.- ¿Tienes poca memoria, Bertie? Vamos.

George.- Una vaca. Una vaca, una vaca, una vaca.

Lionel.- Un rey.

George.- Un rey.

Lionel.- Si puedes gritar vocales en una ventana… …puedes aprender a pronunciar un discurso.

Elisabeth.- Cincuenta.

Lionel.- Respira profundo y… Esto es… Deja que fluyan las palabras.

George.- ¡Esto no funciona!

Lionel.- Vamos, una vez más, Bertie. Puedes hacerlo.

George.- …tragaban trigo en un trigal… Padre. Padre. Padre. Padre. Padre.

Lionel.- P-A-D-R-E.

George.- Padre. Padre.

Lionel.- Padre. Padre.

Varios efectos del amor

VARIOS EFECTOS DEL AMOR

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso.
Huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño:
creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor. Quien lo probó lo sabe.

Feliz López de Vega y Carpio.

Renacimiento y Barroco (siglos XVI – XVII)

No sé cómo, ni cuando, ni qué cosa

 

NO SÉ CÓMO, NI CUÁNDO, NI QUÉ COSA

 

No sé cómo, ni cuándo, ni qué cosa
sentí, que me llenaba de dulzura:
sé que llegó a mis brazos la hermosura,
de gozarse conmigo cudiciosa.

 

Sé que llegó, si bien, con temerosa
vista, resistí apenas su figura:
luego pasmé, como el que en noche escura
perdido el tino, el pie mover no osa.

 

Siguió un gran gozo a aqueste pasmo, o sueño
—no sé cuándo, ni cómo, ni qué ha sido—
que lo sensible todo puso en calma.

 

Ignorallo es saber; que es bien pequeño
el que puede abarcar solo el sentido,
y éste pudo caber en sola l’alma.

 

Francisco de Medrano.

 

Renacimiento y Barroco ( siglos XVI – XVII )

Alumnos – Valoración – Simon

Simon estuvo viendo en Madrid durante 6 meses y tuvimos clases muy divertidas y avanzamos mucho, muchísimo. ¡Mucha suerte compañero, en Amsterdam! Fue un placer tenerte como alumno.

 

I took private classes with Rodolfo for 5 months. He is a very dedicated teacher, always well prepared and with a plan for each class. With his solid knowledge of Spanish grammar, Rodolfo had clear explanations and could answer all my questions. I definitely recommend him as a teacher.”

Simon B.

https://www.tusclasesparticulares.com/profesores/rodolfo-sacristan/opiniones